En términos generales, el ranking sufrió pocos cambios en relación a las instituciones que ocupan las primeras y las últimas posiciones, siendo el rango intermedio el que sufrió las mayores modificaciones.

A continuación analizaremos con mayor detenimiento el resultado final del ranking 2016, revisando fortalezas y debilidades de las diferentes carreras ofrecidas, como también una comparativa respecto al ranking 2015.

Universidad de Chile: Sin lugar a dudas, un merecido primer lugar, dado que tener más de un siglo dictando la carrera le otorga una solidez y un desarrollo institucional difícil de igualar. Conserva por quinto año consecutivo el primer lugar, manteniendo el puntaje obtenido en el ranking anterior. La oferta de perfeccionamiento profesional es abundante, especialmente en diplomados y su nivel de investigación excelente. Sigue siendo la principal preferencia de los postulantes, pero los puntajes de ingreso pueden ser una limitación para los interesados.

Universidad de Concepción: Este año subió 1 puntos en el ranking, lo que junto a la caida en el puntaje de la Universidad Austral le significó quedarse con la segunda ubicación. La sede de Chillán dicta la carrera desde hace más de 40 años, lo que la convierte en la tercera escuela de Medicina Veterinaria más antigua del país, lo que le confiere una gran solidez y un alto grado de desarrollo institucional. Posee centros de práctica de animales mayores y menores, un buen nivel en investigación científica y programas de postgrado para magister y doctorado, sin embargo, echamos de menos una oferta de diplomados. Es la más cara de las universidades tradicionales, pero a pesar de ello, cubrió la totalidad de las vacantes ofrecidas. En resumen, una buena alternativa para estudiar.

Universidad Austral de Chile: Por primera vez en estos cinco años cede el segundo lugar en nuestro ranking, cayendo 6 puntos respecto al año pasado. Nuevamente la tradición universitaria de esta casa de estudios le otorga una gran solidez y un alto grado de desarrollo institucional, por algo es la principal referente en el sur de Chile. Si bien la oferta de perfeccionamiento profesional no es tan abundante, es de un excelente nivel además de reconocida y la investigación científica es de primera línea. Al igual que la Universidad de Chile, es una de las universidades con alta preferencia por parte de los postulantes, pero también los puntajes de ingreso pueden ser una limitación. Por otro lado, es la más económica entre las universidades tradicionales. Estamos seguros que prontamente recuperará el sitial que le corresponde.

Universidad Santo Tomás: La más antigua de las privadas, con 26 años dictando la carrera, mantuvo el cuarto lugar del ranking 2016. Ha experimentado un interesante desarrollo institucional que la llevó a ser la primera universidad privada en acreditar la carrera. Posee centros de práctica propios para animales mayores y menores, incluyendo una red de hospitales veterinarios distribuidos en sus sedes (Encontramos información interesante en el link www.hospitalesveterinariosust.cl). Su oferta de perfeccionamiento incluye varios diplomados, dejándola en un segundo lugar en esta categoría sólo por debajo de la Universidad de Chile. El costo anual en la sede principal en Santiago es levemente superior al promedio nacional, pero en regiones es la alternativa más económica, cubriendo las vacantes ofrecidas en la mayoría de sus seis sedes. Es una buena alternativa para estudiar, pero queda en deuda porque si bien su investigación está más desarrollada que en otras universidades de similar data, como la Mayor y la Iberoamericana, aún se encuentra en un nivel inicial.

Universidad Mayor: Es una de las tres universidades privadas más antiguas y en el ranking 2016 subió del séptimo al quinto lugar. Entre los aspectos positivos cuenta con centros de práctica propios de animales mayores y menores, una oferta de perfeccionamiento interesante aunque reducida en relación a la especialidad de Medicina Veterinaria. Por otro lado, la investigación científica realizada es esporádica, especialmente si consideramos el nivel de desarrollo institucional alcanzado. El costo anual de la carrera la sitúa como la alternativa más cara, quedando muy por sobre el promedio nacional, a pesar de ello logró cubrir casi la totalidad de las vacantes ofrecidas. Este año acaba de culminar el proceso de acreditacion de la carrera, lo que le permite competir por los primeros lugares de nuestro ranking. Es una buena opción para estudiar, pero debe considerarse el alto costo del arancel anual al momento de elegir esta alternativa.

Universidad Católica de Temuco: Si bien aumentó 1 punto respecto al 2015, cayó del quinto al sexto lugar en nuestro ranking debido al aumento de puntaje de la Universidad Mayor. Es la última de las universidades tradicionales en comenzar a ofrecer la carrera, la cual dicta desde hace 22 años. Posee centros de práctica propios tanto para animales mayores como menores, pero su oferta de perfeccionamiento es muy pobre, reduciéndose exclusivamente diplomados (es la única tradicional que carece de programas de magister y doctorado).  De igual forma, el nivel de investigación es inferior a otras tradicionales, estando al nivel de la Universidad Santo Tomás y Andrés Bello. Al igual que las principales casas de estudio, según nuestro ranking, tiene acreditada la carrera.

Universidad Viña del Mar: Disminuye 1 punto respecto al ranking anterior, cayendo del sexto al séptimo lugar. Entre las fortalezas de la carrera cuenta con un hospital de animales menores muy bien equipado. Sin embargo, carece de oferta de perfeccionamiento y la investigación científica realizada es esporádica. En el proceso de admisión 2016, logró cubrir la totalidad de las vacantes ofrecidas. El costo anual de la carrera está por debajo del promedio nacional.

Universidad Nacional Andrés Bello: Es una de las tres carreras nuevas, con sólo 12 años de permanencia, pero a pesar de ello ha experimentado un importante desarrollo y consolidación. Este año nuevamente aumentó 2 puntos respecto al ranking anterior, manteniendo el octavo lugar. Posee un programa de doctorado y si bien su nivel en investigación es inicial, supera a varias privadas con más años de actividad. Lamentablemente, el costo anual de la carrera la convierte en una alternativa cara, estando muy por encima del promedio nacional. Es indudable que la acreditación de la carrera la pondría en una buena posición en el ranking, pero al día de hoy no hemos sabido que esté interesada en iniciar el proceso.

Universidad San Sebastián: Este año aumentó 2 puntos en nuestro ranking, pero a pesar de ello mantiene el noveno lugar. Es una institución joven, con apenas 14 años dictando la carrera, sin embargo, ha venido desarrollándose y consolidándose en forma interesante. En enero del 2013, obtuvo la acreditación de la carrera, siendo la segunda privada en lograrlo. Posee centros de práctica propios para animales mayores y menores, pero su investigación científica es esporádica y carecería de oferta de perfeccionamiento profesional. Uno de los aspectos a considerar es el costo anual, ya que es la segunda más cara entre las carreras del país, siendo la alternativa de mayor valor tanto en Puerto Montt como en Concepción.

Universidad de Las Américas: Este año ha subido de la undécima a la décima ubicación en nuestro ranking tras haber aumentado 14 puntos respecto al año 2015. Esto obedece a la recuperación de la acreditación de la casa de estudios. La pérdida de acreditación le significó en su momento una reducción de la matrícula para el año 2015 y 2016. Estamos seguros que esta situación se ira corrigiendo en los próxímos procesos de admisión. A pesar tener 20 años de existencia su nivel en investigación es prácticamente nulo. Es una alternativa económica para estudiar la carrera.

Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología: A pesar de ser una de la 3 universidades privadas más antiguas, ha tenido un ritmo de desarrollo institucional menor a sus similares. Este año obtuvo 6 puntos más que el año pasado, debido a la acreditación de la casa de estudios, pero a pesar de ello, cayo del décimo al undécimo lugar. La escasa investigación científica y la caída de los puntajes de ingreso a primer año (este año nuevamente no logró cubrir las vacantes ofrecidas) son aspectos que van en desmedro de su ubicación en el ranking. Sin embargo, logró concluir exitosamente el proceso de acreditación de la carrera.

Universidad del Pacífico: Con sólo 10 años de funcionamiento, es la más nueva de las carreras analizadas en el ranking. Entre los problemas observados tenemos la ausencia de investigación científica, falta de oferta de postgrado, carencia de centros de práctica propios para animales mayores y menores, Sin embargo, mantuvo la duodécima ubicación en nuestro ranking a pesar de haber perdido 4 puntos respecto al año pasado. Es la alternativa más económica para estudiar Medicina Veterinaria.

Universidad Pedro de Valdivia: Este año nuevamente está en la última posición de nuestro ranking. Entre los puntos en contra tenemos el haber perdido la acreditación de la universidad lo que ha seguido repercutido negativamente en la matrícula observada, la falta de centros de práctica propios, la carencia de estudios de postgrado y la ausencia de investigación científica. Sin embargo, sigue siendo la segunda alternativa más económica para estudiar la carrera, aunque la condición de universidad no acreditada puede complicar las alternativas de financiamiento para los alumnos nuevos como es el caso del CAE.